"La mayor parte de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente simples, y deben, como regla, ser expresadas en un lenguaje que cualquiera pueda comprender".
A. Einstein

jueves, 27 de enero de 2011

1001 cosas que todo el mundo debería saber sobre números

1002. Al sumar las cifras de cualquier número, obtendremos el mismo resultado si descartamos los nueves. Esta propiedad resulta especialmente interesante si entre las obsesiones personales de uno se encuentra sumar las matrículas de los coches que ve. En este caso, conocer la propiedad ayuda a ahorrar tiempo, facilitando así que se puedan hacer más operaciones.
1003. Existe un número tan valioso que se denomina el número de oro. Este número domina el arte, la música, la pintura e incluso la naturaleza. Resulta también que el inverso del número de oro es igual a dicho número menos uno, y precisamente esa definición es la que nos permite calcular su valor.
1004. Podemos clasificar los números según la figura que los relaciona, así tenemos números triangulares, cuadrados, pentagonales… según la forma en que podamos disponer las unidades que cada uno de ellos indica. Por ejemplo, números triangulares serían aquellos en que las cifras que representan se puedan recomponer con puntos en la forma de un triángulo equilátero, como 1, 3, 6, 10, 15 y 21. Por otra parte, los números cuadrados se podrán colocar siguiendo esta forma, como 1, 4, 16, 25 y 36. La serie de los pentagonales estaría compuesta por 1, 5, 12, 22, 35 y 51, y así sucesivamente.

 

1005. El cero apareció por primera vez en Babilonia, aunque surgió de forma natural también en civilizaciones mesoamericanas como los mayas. Curiosamente, se resistió a los romanos, pueblo que no se preocupó por describir la nada, la ausencia, el vacío –quizá fruto de su opulencia-. Nuestro cero actual tiene su origen en el concepto indio y después árabe, que llegó con la expansión del Islam.

1 comentario:

  1. Alucia esta muy interesante. No tenia ni idea

    ResponderEliminar